Top
Gobierno abierto: el pavor de los partidos políticos que no debería serlo - Abiertopp
fade
3623
post-template-default,single,single-post,postid-3623,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,flow-ver-1.4,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-down-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Gobierno abierto: el pavor de los partidos políticos que no debería serlo

Gobierno abierto: el pavor de los partidos políticos que no debería serlo

Por Vicente Pastor (@Vipaspa).

El concepto Gobierno Abierto está fuerte. Es algo que tenemos incrustado en la vida política tanto a nivel nacional como internacional.

Modelo de gobernanza

Existen planes de Gobierno Abierto a nivel municipal, alianzas internacionales, congresos académicos, laboratorios de gobierno, etc. Todo por y para el Gobierno Abierto. Todo para dejar claro su planteamiento: un modelo de gobernanza en el que las relaciones entre gobernantes y gobernados se transforman de una manera completa bajo los pilares de la transparencia, participación y colaboración.

Mucho se ha hablado ya sobre Gobierno Abierto desde diferentes ámbitos y perspectivas. Creo que todos los que nos dedicamos al mundo de la Administración Pública y la política sabemos qué es –o al menos, de qué va-, hasta dónde ha llegado a día de hoy y en qué dirección debemos ir para ir mejorando en el tema.

En España y el PP

En España, a lo largo de los últimos años, se han tomado decisiones y se han puesto en marcha diferentes iniciativas que han profundizado en la implementación del Gobierno Abierto y sus tres pilares fundamentales. Medidas que se han tomado en todos los niveles de la Administración Pública, con más o menos acierto, y hasta con diferentes partidos de gobierno. Pero, ¿qué pasa cuando hablamos de Gobierno Abierto en el ámbito interno de los partidos políticos? Aunque sean dichos partidos los que apliquen las medidas de Gobierno Abierto en las diferentes administraciones públicas, la mayoría tiene pavor cuando hay que aplicarse el cuento.

No es el caso del Partido Popular, que desde el pasado congreso nacional que eligió a Pablo Casado como Presidente, creó una Secretaría Nacional de Transparencia, con el Presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez a la cabeza; una Secretaría Nacional de Participación, cuyo rostro visible es el portavoz del Ayuntamiento de Madrid, José Luís Martínez Almeida y una Secretaría para la revolución digital, capitaneada por el castellonense Miguel Barrachina.

Participación, transparencia y TIC

Participación, transparencia y revolución digital son caras de una misma moneda. Son elementos imprescindibles en cualquier partido político del Siglo XXI. La participación debe ser la de todos los afiliados. En el pasado congreso nacional del Partido Popular por primera vez pudieron votar su candidato a la presidencia del partido todos los afiliados que se encontraban al día en el pago de sus cuotas. Posteriormente hubo una segunda vuelta en la que votaron los compromisarios elegidos en la primera votación. Se trata de un sistema de participación singular, pero no único ni menos democrático: la doble vuelta. Pero este tipo de participación no es la más importante. Aunque el Partido Popular no es un partido asambleario –ni creo que debe seguir ese camino- sí es un partido que realiza una escucha activa de sus miembros y, por ello, da voz a los afiliados en las distintas convenciones nacionales que eligen las líneas ideológicas del partido.

La transparencia debe ser el eje fundamental en cualquier partido político. El hecho de poder conocer el número de personas que trabajan en la organización, las cuentas anuales, las subvenciones recibidas o incluso qué partidas de gasto son las principales son cuestiones que cada vez la sociedad demanda más, tanto los medios de comunicación como los propios afiliados que quieren conocer cómo se configura su organización.
Finalmente, la revolución digital es una cuestión que engloba a todo lo demás. Para avanzar en Gobierno Abierto es necesaria una revolución digital total, fuerte, potente, que acabe con antiguas prácticas en la organización de los partidos políticos que hoy en día son ineficaces y totalmente ineficientes.

Queda mucho por hacer, aunque la intención del Partido Popular debe ser siempre situarse en la vanguardia de estos temas, tanto si está en el Gobierno como si está en la oposición. Si queremos acercar la política a la ciudadanía y acercar el Partido Popular a los afiliados, no hay que perder de vista que el camino del Gobierno Abierto es el camino de nuestro partido. Si ya lo hemos hecho en las administraciones públicas en las que hemos gobernado, ¿por qué no lo aplicamos también en nuestra propia casa?

 

Vicente Pastor (@Vipaspa) es Presidente y Portavoz del Partido Popular en Corbera (Valencia). Investigador en la UAM y actualmente trabaja en el Congreso de los Diputados.

Manu Jiménez