Top
Decálogo de comunicación en situaciones de crisis - Abiertopp
fade
3770
post-template-default,single,single-post,postid-3770,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,flow-ver-1.4,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-down-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Decálogo de comunicación en situaciones de crisis

Decálogo de comunicación en situaciones de crisis

Por Carolina Díaz  [@ma_carolinadiaz].

Los medios de comunicación no dan tregua a los escándalos como el que vivió la semana pasada María Dolores de Cospedal.

El listón que hemos puesto a nuestros políticos significa que los comportamientos poco éticos o contradictorios de los mismos puedan acabar con una carrera como la de Cospedal, o en su día, la de Cristina Cifuentes. Hablamos de políticos que no tienen queja alguna en su hacer de gobierno pero que su actuar puede llevarnos a profundizar la crisis de credibilidad y confianza en la política que vivimos hoy en día.

Los nombrados audios del comisario Villarejo son reflejo del poder de los medios de comunicación y la rapidez con la que logran colar algunos temas en la agenda. Ante ello, los políticos y asesores no deben estar ajenos a la comunicación en tiempos de crisis y su manejo.

El decálogo

Aquí un decálogo que les servirá de ayuda.

  1. Lo primero que debe hacer un político es analizar no solo su desempeño en la política sino otros comportamientos que puedan ser considerados controversiales por la oposición. Un análisis DAFO personal es necesario antes de iniciarse en la política y más importante aún, compartirlo con su equipo para que no tome a nadie por sorpresa.
  2. Aunque una crisis se maneja a contrarreloj, no deben tener lugar las ocurrencias. Es importante diseñar una estrategia de comunicación, articular los mensajes de forma adecuada y no dejar ninguna posible consecuencia sin estudiar. Es pertinente reunir toda la información necesaria y saber si la crisis puede afectar a más personas dentro de la organización o alrededor del implicado.
  3. La coordinación del equipo en tiempos de crisis puede ser decisiva. El mensaje que lancen los demás miembros de la organización deben ir SIEMPRE en la misma dirección.
  4. Muchos son escépticos de comparecer ante los medios, personalmente creo que es necesario comparecer sin caer en contradicciones, medias verdades o esconder detalles…hay que recordar que estas siempre saldrán a la luz.
  5. La mejor forma de evitar una crisis, o mermar su efecto desgastador es ser transparente desde el principio, ya se ha visto como la hemeroteca siempre puede jugarnos una mala pasada.
  6. La estrategia de comunicación debe tener como premisa que la difusión de mensajes sea nítida, clara y sencilla. De esta manera se evita que los detractores encuentren huecos para poner en riesgo la estrategia diseñada.
  7. Todos los políticos son conscientes que tienen detractores y los conocen, por lo tanto hablar de conspiraciones y llevar el caso hacia el victimismo no es una buena opción. En estos casos, lo que salvaría la credibilidad del político es no estar a la defensiva.
  8. Las crisis por lo general se centran en un tema en concreto, generalizar y caer en el “y tú más” no va a ayudar al político a salir airoso del percance.
  9. Otra premisa del manejo de crisis, que puede extenderse a todos los momentos de la vida política es ser coherente con los valores y los principios que se defienden.
  10. Por último, asumir la responsabilidad en el caso de que la acción criticada no esté acorde con el cargo que se ocupa y decidir si es conveniente permanecer o dar un paso al costado.

La renuncia de Cospedal muchos la perciben como un final dramático para su carrera dentro del PP. A efectos del decálogo que presento, su comportamiento ante el manejo de este tema fue intachable. Fue coherente con lo que dijo desde el comienzo, no hizo uso de verdades a medias y su decisión de abandonar la ejecutiva del partido ha sido no solo acertada sino que generosa y valiente.

 

Por Carolina Díaz. Politóloga y estudiante del Máster en asesoramiento de imagen y consultoría política.
@ma_carolinadiaz

Rafael Ayala