Top
"Destacar la labor social, económica, sanitaria y educativa que ofrece la Iglesia" - Abiertopp
fade
3481
post-template-default,single,single-post,postid-3481,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,flow-ver-1.4,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-down-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

“Destacar la labor social, económica, sanitaria y educativa que ofrece la Iglesia”

“Destacar la labor social, económica, sanitaria y educativa que ofrece la Iglesia”

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, intervino hace unos días en unas conferencias sobre Iglesia y Democracia organizadas por la Fundación Pablo VI en Madrid en las que destacó la labor social de la Iglesia Católica en España.

El líder de los populares quiso destacar la unión entre la política y la Iglesia, que siempre que se ha producido “ha escrito las mejores páginas de la historia”. En este sentido, Casado indicó como notables las actuaciones de diferentes Papas a lo largo de la historia reciente.

“Pablo VI fue un político más que un Papa, de la misma forma que Juan Pablo II fue uno de los grandes estadistas del siglo XX, al que considero gran artífice de la caída del comunismo. Fue un Papa que intentó mejorar la sociedad combatiendo las ideologías que alineaban el ser humano y que lo reducían a un número, independientemente de sus creencias o ideologías”, afirmó Casado durante su intervención.

En una ámbito universitario y académico, Casado también hizo referencias a San Agustín para recordar a través de palabras que citaba Ratzinger como “la política era la forma más noble de caridad después de la propia vocación religiosa”. La política por lo tanto era una vocación ética y moral que conseguía ponerse al servicio de los demás. Algo que el líder de los populares destacó dentro de la política como máxima muy importante: “el servicio público a los demás”.

En la línea de colaboración entre Iglesia y política, Casado indicó delante de Alfonso Suárez Illana que “sin la iglesia no hubiese sido posible realizar una transición como la que se hizo, tan pacífica y ejemplar”. Basada en el éxito de la concordia que puso en escena y de manifiesto la actuación de la figura de Alfonso Suárez.

A la hora de hablar de situaciones de crisis en la política, el presidente del PP a nivel nacional no quiso olvidarse de la situación actual e indicó que “cuando hay una crisis política, suele ser precursora de una crisis económica y social. Las crisis en política siempre vienen precedidas de crisis de valores y principios.

En cuanto a la Iglesia y su aportación a la sociedad, Pablo Casado quiso incidir en los datos que reflejan su actuación. “Hoy en España, la Iglesia Católica atiende a través de Caritas a un millón de personas, tiene a 13.000 misioneros, a 70.000 personas que se encargan de enfermos, necesitados, ancianos. Tiene a 80.000 voluntarios que combaten la desigualdad a través de los comedores sociales y las parroquias. La Iglesia da empleo a más de 200.000 personas gracias a su aportación a la economía de España que se puede valorar dentro del producto interior bruto por la labor social y patrimonial en 22.000 millones de euros”, matizó Casado.

En la mesa redonda, que moderó el periodista Fernando Ónega, también intervinieron el Rector de la Universidad Pontifica de Comillas, Julio Martínez Martínez, y el presidente de la Junta de Extremadura Guillermo Fernández Vara, que en su intervención destacó también aquel espíritu de la transición “basado en el diálogo y en el que el carcelero y el preso se sentaron en la misa mesa para hablar y llegar a un acuerdo”.

Jorge Solana