Top
Colón genovés - Abiertopp
fade
4851
post-template-default,single,single-post,postid-4851,single-format-standard,eltd-core-1.1.2,flow-ver-1.4,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-standard,eltd-sticky-header-on-scroll-down-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Colón genovés

Colón genovés

Por Rodrigo Garcia  @rodrigogargar

 

Dada cuenta la virulencia de la izquierda otrora constitucionalista, en cuanto al más que fotografiado éxito de la convocatoria en defensa, nada más y nada menos, que de la Constitución y el Estado de Derecho, pilares básicos de cualquier democracia, junto con el principio de legalidad, podemos afirmar que el Partido Popular, el genovés, puede sentirse triunfador y orgulloso de ser el partido que mayoritariamente llenó la plaza de Colón de enseñas nacionales.

 

ESTE ARGUMENTO, ¿SIGNIFCA APROPIARSE DE LA CONCENTRACION.

No, ciertamente la importancia de la manifestación radica en el hecho de que fue apartidista y sin banderas de partidos políticos, pero no es menos cierto que el Partido Popular, desde la planta quinta de Génova, pudo observar con suficiente perspectiva dónde están los votantes propios y, especialmente, lo votantes que de forma temporal, han abandonado al partido naturalmente defensor de los valores de libertad e igualdad entre españoles, que siempre ha sido la auténtica bandera del Partido Popular.

 

Y AHORA,¿QUÉ?

 

Ahora, como siempre, el Partido Popular, empezando por su presente, Pablo Casado, así como su alter ego, Teodoro García, y el resto de estructuras de la organización, no tienen más que ser fieles a sí mismos, y ofrecer a los españoles lo que siempre hemos ofrecido, y que tanto rédito electoral hemos obtenido: la defensa de nuestros valores, plenamente coincidentes con el texto de la Constitución Española.

 

GÉNOVA Y ESPAÑA

 

Para que este binomio pase a ser simbiótico, solo se requiere un ejercicio de énfasis en nuestras políticas vigentes de centro-derecha realistas, alejadas de extremismos nacionalistas españoles que preconizan estados unitarios imposibles de llevar a cabo y que son contrarios a los principios, también constitucionales, de autonomía, como medio de descentralizar la administración, a efectos de eficacia de acción administrativo-pública; pero también, políticas claras y fácilmente reconocibles, donde el conciudadano pueda, a diferencia de otros partidos, mirar al Partido Popular, como la opción constitucionalista, delimitadamente reconocible y alejada de todo populismo, que por desgracia, también afecta a algunos partidos autodenominados de “derechas”.

 

LAS ELECCIONES

 

En breve, se inicia un ciclo electoral intenso, lleno de oportunidades. Ente la situación de Cataluña, el fracaso en la gestión de los ayuntamientos y comunidades gobernadas por las izquierdas, así como la desaceleración económica, de la cual, el actual gobierno de Sánchez, no ha tomado una sola medida para paliarla, el Partido Popular, deviene en la mejor opción electoral, por su moderación y su experiencia para que desde Génova, se miré más allá de Colón, y se trabaje con ilusión, para que España, como en los últimos años, también sea genovesa.

¡¡Trabajemos para que así sea!!

Rodrigo García